Académicos proponen estrategias para la prevención del suicidio en Chile

16 de abril, 2015

La profesora de la Facultad de Medicina UC, Orietta Echávarri, presentó la investigación que realizó con otros académicos, en la que abordan la importancia de este tema y analizan el Programa Nacional de Prevención del Suicidio en Chile. |

Una persona muere por suicidio cada 40 segundos en algún lugar del planeta y a nivel mundial casi un millón de personas mueren por esta causa anualmente. En el seminario “Prevención del suicidio en Chile, prioridades y líneas de acción”, organizado por el Centro de Políticas Públicas UC, se presentó una nueva investigación que analiza este problema de salud pública en nuestro país, donde el suicidio representa cerca del 2% del total de muertes y donde se encuentran unas de las mayores tasas de suicidio entre los países OCDE: Chile pasó del lugar 17 en 2011, con una tasa de 11 muertes por cada 100.000 habitantes, a ubicarse en el puesto 13 dos años después con una tasa de 13,3 muertes por 100.000 habitantes.

Uno de los objetivos en salud para esta década es reducir esa tasa a 10,2, tema que se aborda en la investigación “Aumento sostenido del suicidio en Chile: un tema pendiente”, realizado por la académica de la Facultad de Medicina UC, Orietta Echávarri, junto a María de la Paz Maino, Susana Morales, Jorge Barros y Ronit Fischman.

“Aunque el suicidio es un fenómeno complejo y multifactorial es posible realizar acciones preventivas, de detección e intervención”, explicó Echávarri y añadió: “cerca del 90% de quienes mueren por suicidio presentaban alguna enfermedad mental, habían dado algún aviso y habían consultado un servicio de salud en el último año”.

Los académicos analizaron el Programa Nacional de Prevención del Suicidio (PNPS) que se creó en 2013. “Nos parece que es un programa bien completo, que incorpora la multicausalidad del suicidio y se plantea un enfoque comunitario, tiene objetivos apropiados y acordes a medidas de alto estándar y es necesario que discutamos su implementación gradual, lo que requiere planificación y establecer prioridades”, señaló la profesora Echávarri durante su exposición.

En la investigación los académicos proponen cuáles debieran ser esas prioridades, entre las que mencionan aumentar las horas de profesionales de salud mental disponible; capacitar a los profesionales de salud y al personal de establecimientos educacionales y facilitadores comunitarios y en cada Seremi nombrar un responsable de la implementación del programa. Además, se deben mejorar los sistemas de registro para orientar la toma de decisiones y dar seguimiento a los casos y las familias.

En el seminario se desarrolló un panel de discusión que fue moderado por el Dr. Álvaro Jeria, profesor de la Facultad de Medicina UC, y en el que participaron Irma Rojas, encargada del Programa Nacional de Prevención del Suicidio del Ministerio de Salud, el Dr. Tomás Baader, director del Instituto de Neurociencias Clínicas de la Facultad de Medicina, y el Dr. Alejandro Gómez, director del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

La representante de Minsal destacó la importancia de difundir este tema en el país y señaló que el PNPS busca “detectar los casos de intento de suicidio e inmediatamente incorporarlos a un programa de intervención en los servicios de salud, lo que un implica trabajo de coordinación entre estos y el Seremi de Salud”. En este sentido, la falta de recursos es un problema, ejemplificó con el caso de regiones: “Este año solicitamos 690 millones y nos entregaron 190 millones”.

Por su parte, el Dr. Baader relevó algunos factores de riesgo a los que se debe poner atención como las mujeres entre 15 y 19 años y los factores de estrés. “Llevar a centros integrales a los pacientes es lo correcto, pero estamos absolutamente bajos en camas psiquiátricas”, señaló y sugirió que se debe capacitar a los profesionales de la atención primaria de la salud en técnicas terapéuticas para manejo de casos más graves. Finalmente, el Dr. Gómez planteó que se requiere un “esfuerzo persistente en el tiempo y generar interés y responsabilidad local en la prevención del suicidio”.

La investigación “Aumento sostenido del suicidio en Chile: un tema pendiente” será publicada próximamente como parte de la serie Temas de la Agenda Pública. Revise aquí la presentación del seminario.

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales