¿Cómo funciona el Congreso Nacional y el trabajo legislativo?

7 de julio, 2017

El académico de la Facultad de Derecho UC, Sebastián Soto, expuso sobre el Parlamento, el rol de los legisladores y las reformas que se necesitan. En el encuentro participó el equipo del Centro de Políticas Públicas UC y Elige Educar. |

Cómo es la vida de los parlamentarios, su trabajo en el día a día y las expectativas que tiene la ciudadanía fueron algunos de los temas que se abordaron en el encuentro “Parlamento y mundo legislativo: una mirada aplicada al funcionamiento del Congreso Nacional”. El profesor de la Facultad de Derecho UC, Sebastián Soto, expuso al equipo del Centro de Políticas Públicas UC su experiencia como asesor legislativo y Jefe de la División Jurídico Legislativa del Ministerio Secretaría General de la Presidencia entre 2010 y 2014.

Sebastián Soto –abogado de la UC, Máster en Derecho de la Universidad de Columbia y Doctor en Derecho de la Universidad de Chile– es autor del libro “Congreso Nacional y Proceso legislativo. Teoría y práctica”. Sociólogos, cientistas políticos, abogados y periodistas participaron en la charla, en la que explicó que los parlamentarios deben cumplir tres roles: de representación, político y legislativo.

Describió la ajetreada vida que tienen, pues deben viajar a Valparaíso para las sesiones del Congreso y también a su distrito casi todas las semanas. Además del trabajo legislativo, que “es arduo, es tremendamente gravoso, es muy intenso” y para el que no todos se han formado, los congresistas deben enfrentar las exigencias de la ciudadanía a la que no le importa tanto la elaboración de las leyes, sino que estén presentes en el distrito y resuelvan los problemas locales. “Al Congreso y a los parlamentarios se les está exigiendo aquello para lo que no están institucionalmente dotados”, explicó el académico.

En Chile se da la paradoja de Fenno: si bien hay una mala imagen del Congreso, en general, las personas tienden a valorar más positivamente al congresista por el que votaron. “El parlamentario es un intermediario entre la ciudadanía, que le pide que resuelva problemas, y el poder, el gobierno, donde tiene algún rol político”, comentó Sebastián Soto.

El fuerte del trabajo legislativo está en las comisiones y no en la sala, que es donde se ratifican los acuerdos. “La carga legislativa es excesiva”, sostuvo. En promedio, cada diputado integra 4,6 comisiones y cada senador integra 1,8 comisiones, por lo que ven decenas de proyectos al año. De hecho, entre 2010 y 2014 en la Cámara de Diputados hubo 3.189 votaciones vinculadas a proyectos de ley, es decir, se realizaron en promedio 72,4 votaciones mensuales.

En este sentido, hay un desbalance en la asesoría legislativa. Sebastián Soto mostró como ejemplo que en la partida de educación de la Ley de Presupuestos, mientras el Ejecutivo tuvo 45 asesores, en el Congreso tenían 6 asesores para 13 parlamentarios.

A partir de esto planteó algunas reformas que se podrían realizar en el Congreso. “Control ético para sancionar conductas inadecuadas que no pasan el test del sentido común”, señaló en primer lugar, porque “nuestra cultura institucional parlamentaria es débil”. También propone que tengan mayor apoyo para elaborar las leyes: “El rol legislativo del Congreso es insustituible, hay que hacerse cargo de fortalecer la asesoría legislativa al parlamentario. Debieran tomar las decisiones más relevantes de política, no leer el proyecto de ley completo”. Otra reforma necesaria sería sobre la gestión no legislativa de los parlamentarios.

El académico de Derecho planteó también desafíos para la academia como teorizar más sobre lo que es un buen parlamentario, analizar mecanismos para mejorar la mala imagen del Congreso, que se pensó podía ser la transparencia, pero no fue suficiente. “[Se debe] reflexionar sobre cómo mejorar la imagen del congreso por la vía de comprender sus virtudes y aceptar los defectos inherentes de la institución”, manifestó.

Para aprovechar mejor el trabajo en las comisiones, Sebastián Soto recomendó que las exposiciones sean útiles para la discusión concreta. “Lo único que quieren escuchar [los parlamentarios] son respuestas, son soluciones, no sólo preguntas”, aseguró.

Revisa las fotografías del encuentro a continuación.

Parlamento y mundo legislativo

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales