Compromiso de la UC en Chañaral a un año de los aluviones

29 de marzo, 2016

Viviendas ecosustentables para más de 400 familias, un centro de logística y diálisis, propuestas de edificios y espacios públicos, investigaciones sobre contaminación ambiental y una biblioteca de campaña con 4 mil libros, son algunos de los aportes de la universidad a la región de Atacama. |

A un año de los aluviones que arrasaron buena parte de la región de Atacama el 25 de marzo de 2015, varios son los aportes concretos de la UC en el marco del compromiso de apoyar la reconstrucción por dos años. “Chañaral nos conecta directamente con la comunidad, con sus necesidades y problemáticas. Es un ejemplo de cómo una región y una universidad trabajan de forma conjunta para resolver los problemas de las personas”, afirma el rector UC Ignacio Sánchez.

El Proyecto Chañaral, coordinado por el Centro UC de Políticas Públicas, es un ejemplo de trabajo interdisciplinario y de compromiso público que, al igual que para el 27 F, pone a disposición de la comunidad todo el conocimiento, investigación y experiencia de la universidad para alcanzar una mejor calidad de vida de los habitantes de la región.

Dos obras son las que ya se levantan en la zona, diseñadas y desarrolladas por el Observatorio de Ciudades (OCUC), y financiadas por Codelco división Salvador: el Centro de Logística de El Salado, un espacio de reunión e información para la comunidad; y el Centro de Diálisis, que permitirá que los pacientes puedan recibir su tratamiento, evitando los traslados periódicos hasta Copiapó. Otros proyectos, aún en su etapa de diseño, son la biblioteca pública de Chañaral, en conjunto con la Escuela de Arquitectura, el municipio y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM); el proyecto de barrio comercial para Diego de Almagro; la quinta compañía de bomberos de El Salado, la ampliación del cementerio, la plaza Manuel Rodríguez, plaza Chacabuco, el gimnasio y estadio, y la escuela Pedro Luján, entre otros.

Entre fines de marzo y principios de abril, además, comenzarán las obras del primer barrio ecosustentable de vivienda social en Chile, que beneficiará a 405 familias de El Salado y el sector 26 de Octubre en Chañaral, diseñado por el Centro UC de Innovación en Madera, en coordinación con Ditec del Minvu, el Serviu y Seremi de la III Región. Como explica su director Juan José Ugarte, las casas han sido diseñadas con la más moderna tecnología de construcción: fachadas ventiladas y aleros que reducen la radiación solar, colectores solares en las cubiertas para generar energía eléctrica y agua caliente, y reciclaje de agua para regar huertos y jardines comunitarios, entre otros. Este proyecto es apoyado por las empresas Arauco, CMPC Maderas, LP, Pizarreño, Archquimetal y JCE.

Esto se suma al esfuerzo conjunto que han hecho diversas facultades y unidades de la UC, las que han aportado desde sus propios saberes. Apenas ocurridos los aluviones, expertos del Centro Nacional de Investigación para la Gestión Integrada de Desastres Naturales (CIGIDEN), liderados por su director, el académico de Ingeniería UC Rodrigo Cienfuegos, recorrieron toda la zona afectada para descubrir las causas de los deslizamientos. Mientras que investigadores de Salud Pública, Ciencias Biológicas y el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (Cedeus), tomaron muestras de lodos, suelos y aguas, para medir el nivel de metales pesados existentes, resultados que fueron presentados a la comunidad en noviembre pasado.

También destaca la Biblioteca Escolar Futuro, que se levanta en una carpa de campaña a un costado de la plaza de Chañaral, convirtiéndose en un lugar acogedor para los niños y la comunidad, con una colección que ya alcanza los 4 mil libros. Este año desarrollará un nutrido programa de fomento a la lectura y actividades recreativas.

Asimismo, los alumnos del Instituto de Geografía, como parte del curso Terreno IV de último año de la carrera, recorrieron Pan de Azúcar y Chañaral, diseñando una cartografía que integra las amenazas físicas, planificación territorial y percepción de los habitantes; la Escuela de Trabajo Social desarrolló dos programas de atención domiciliario de adultos mayores, en apoyo al Hogar de Cristo, en Chañaral y Diego de Almagro; alumnas de Psicología crearon un programa para alumnos y profesores para manejo de crisis en la localidad de Barquito; alumnos voluntarios de las iniciativas PEDAL y RECREA realizaron actividades recreativas; la FEUC organizó trabajos de limpieza, construcción y operativos de salud; mientras que Trabajo País y Capilla País de la Pastoral han levantado espacios de oración y plazas de juegos.
INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Nicole Saffie, nsaffie@uc.cl

La UC sirve a Chañaral

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales