Estudio establece un nuevo indicador para generar mayor equidad de los habitantes en el acceso a bienes públicos

14 de septiembre, 2020

¿Qué es la Densidad Proporcional y que rol juega en la planificación urbana? Con el objetivo de definir este concepto, el proyecto ‘Ciudad con Todos’ convocó a actores del mundo público, privado y de la academia, para debatir sus alcances en torno a una mesa de diálogo. |

¿Qué es la Densidad Proporcional y que rol juega en la planificación urbana? Con el objetivo de definir este concepto, el proyecto ‘Ciudad con Todos’ convocó a actores del mundo público, privado y de la academia, para debatir sus alcances en torno a una mesa de diálogo.

Luego de cuatro sesiones, este trabajo estableció que la Densidad Proporcional es “aquella en la que toda la población tiene el mismo nivel de accesibilidad a bienes públicos, siendo la distribución de estos bienes, equitativa para todos los habitantes.” Con esto se busca que la densificación tienda a un punto medio entre la subdensificación y la sobredensificación de los territorios respecto al acceso de la población a bienes públicos, que responden a diversas dimensiones: salud, educación, áreas verdes, entre otros.

El trabajo, además, determinó que la Densidad Proporcional es la condición mínima para lograr una Densificación Equilibrada, sin embargo, no suficiente. Esto, debido a que – de acuerdo al proyecto ‘Ciudad con Todos’ – la Densificación Equilibrada debe contar con al menos cinco dimensiones (el proceso debe ser planificado, eficiente, favorecer la integración social, estar centrado en las personas y establecer un equilibrio entre la sustentabilidad ambiental, económica y social.)

“El cálculo de la densidad proporcional nos permite evaluar qué tan lejos estamos de contar con una distribución equitativa de los bienes públicos urbanos. Además, constituye una guía para avanzar a que la intensidad en el uso del suelo (densidad) sea coherente con la cantidad y distribución de estos bienes en el territorio.”, puntualizó Martín Coloma, coordinador del estudio e investigador del Centro de Políticas Públicas UC.

Junto con la definición del concepto, se trabajó en proponer lineamientos para contar con una metodología que permita calcular la Densidad Proporcional en territorios como el Gran Santiago. Su cálculo, al ser comparado con la densidad actual del territorio, permite identificar aquellos territorios que están siendo subutilizados y sobreutilizados. Al mismo tiempo, puede ser comparada de forma directa con la densidad máxima permitida por norma en cada territorio, lo que posibilita determinar las zonas en que se está permitiendo la sobreutilización del suelo, como también aquellas en las que se podría dar un mejor aprovechamiento a los bienes públicos. Todo esto, con el objetivo de orientar de desarrollo de la futura norma urbana, hacia una mejor utilización de los territorios.

Resultados para la dimensión de áreas verdes

A modo de ejemplo, y como un primer ejercicio, se calculó la Densidad  Proporcional en la dimensión de áreas verdes para el Gran Santiago. Si bien hay que considerar que ésta es sólo una de las dimensiones que debe contemplar la Densidad Proporcional- a la que se deben sumar otras como salud, educación, comercio, entre otras- su cálculo permite mostrar el tipo de resultados que entregaría el indicador, además de evaluar la coherencia de la distribución de la población respecto a la disposición de las áreas verdes existentes.

Para realizar el cálculo de la Densidad Proporcional en áreas verdes, se utilizó como referencia el valor promedio de accesibilidad, que corresponde a un estándar mínimo de equidad en el acceso a bienes públicos. Al compararlo con la densidad real de los territorios, se identifican las comunas que no tienen suficientes áreas verdes para la cantidad de habitantes que las habitan, como La Cisterna y El Bosque, que requerirían duplicar su dotación. Al otro extremo están aquellas comunas en las que la población real es menor que la población que se obtendría en caso de que fuera distribuida proporcionalmente según las áreas verdes disponibles. Este es el caso de comunas como Vitacura, Peñalolén o Lo Barnechea.

“Este es un primer paso para calcular una densidad proporcional. En un futuro, es importante incluir otras características de las infraestructuras, como la calidad o funcionalidad, para lograr mediciones más cercanas a la compleja realidad de los territorios metropolitanos.”, señaló el investigador Mario Valdivia.

El desarrollo de este indicador, denominado Densidad Proporcional, es parte del proyecto ‘Ciudad con Todos’, desarrollado por el Centro de Políticas Públicas UC, y realizado gracias a la colaboración de la empresa FAHNEU.

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales