Expertos coinciden en la importancia de la planificación urbana para la integración social

28 de abril, 2015

En el seminario organizado por el Centro de Políticas Públicas UC, distintos expertos analizaron los problemas de integración social en Latinoamérica y EEUU. Estos coinciden en que la planificación urbana, guiada desde el Estado y orientada hacia la integración de la ciudad, es clave para prevenir y revertir la segregación. |

El Centro de Políticas Públicas UC, con el apoyo del Lincoln Institute of Land Policy (LILP), el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile y la Comisión de Vivienda del Senado, organizó el seminario “Políticas de integración urbana en Chile y Latinoamérica. Desafíos para su implementación”.

El seminario se desarrolló en dos jornadas, el 23 y 24 de abril en el Aula Magna del Centro de Extensión UC. El primer día abrió el seminarioLuis Eduardo Bresciani, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano. En la ocasión presentó un adelanto de las propuestas que el Consejo le entregó a la presidenta y que serán la base de las políticas que emanen desde el ejecutivo.

Bresciani resumió que todas las propuestas se basan tres ejes: i) Fomentar la integración social y funcional a través de marcos regulatorios, ii) Mayor protagonismo del Estado tanto para regenerar zonas segregadas como también para prevenir futuras situaciones de segregación urbana y iii) Fomentar la participación de la sociedad civil en los procesos de mantención y desarrollo de sus propios barrios junto con su participación en la planificación de la ciudad. “El Estado debe involucrarse en la renovación del stock construido y no sólo en la construcción de nuevos hogares”, agregó.

Comentó su presentación George McCarthy, presidente del LILP, quien señaló que en EEUU también sufren grandes problemas de exclusión urbana. Destacó que algunos países de Latinoamérica han sido un ejemplo a seguir en cuanto a las iniciativas que se han desarrollado para hacer frente a este fenómeno. Además se refirió a los desafíos pendientes para promover grandes reformas urbanas, entre los que se cuentan la importancia de que el Estado recobre la confianza de la ciudadanía para liderar la planificación de la ciudad, la necesidad de activar puentes entre los intereses privados y de la comunidad a través del tercer sector y la promoción de nuevas tecnologías y herramientas en materia urbana.

Luego presentó el senador Carlos Montes quien insistió en la importancia de la planificación urbana y en la regulación por parte del Estado para relevar la función social del suelo por sobre los intereses privados. “La viabilidad de las propuestas emanadas por el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano no es técnica sino política, ya que las reformas necesarias están contenidas en la propuesta del Consejo”, agregó.

Posteriormente, Sonia Rabello -jurista brasilera del LILP- coincidió en que estamos frente a un reto difícil y que “la desigualdad es un reto cultural ya que es imposible resolver los problemas de desigualdad urbana sin cambiar la cultura y sin resolver la desigualdad económica”. Por esto mismo argumentó que “una cosa es contar con legislación urbana, pero otra distinta es el desarrollo cultural para implementar esa legislación. El proceso de implementación es el verdadero desafío”.

George McCarthy, realizó la última presentación de la primera jornada enfatizando en la necesidad de realizar ciudades justas. Esto quiere decir que hay que contar con viviendas accesibles que disfruten de entornos provistos de infraestructura, servicios y oportunidades. Graficó el gran problema que es sólo centrarse en la construcción con un ejemplo de demolición de edificios a sólo 30 años de haberlos construidos, dada la falta de consideración de variables territoriales asociadas a los entornos donde se insertan las viviendas.

McCarthy considera la localización como un elemento clave por lo que propone generar unidades accesibles en lugares atractivos y bien conectados cercanos a las redes de transporte público -por ejemplo- , para facilitar el acceso a la geografía de oportunidades de la ciudad. Adicionalmente destacó que la participación de la comunidad en estos procesos es clave.

Comentó la presentación Catalina Justiniano, directora ejecutiva de la Fundación Junto al barrio, quien agregó que es necesario tener un rol activo de la comunidad en la planificación para que sean agentes de cambio. También comentó Gabriela Elgueta, directora de la Secretaría Comunal de Planificación de la Ilustre Municipalidad de Santiago, quien presentó algunos proyectos que se están desarrollando en la comuna, los cuales buscan regenerar barrios pero con criterios de integración social para evitar la expulsión de vecinos originarios hacia otras comunas.

La ministra de Vivienda y Urbanismo (MINVU), Paulina Saball, cerró la primera jornada enfatizando en la importancia de la disponibilidad y el acceso a bienes públicos y no sólo a la vivienda como fin único.  “La equidad urbana es de nuestros principales objetivos. No estamos conformes en este Chile con oportunidades sólo para algunos”, dijo la ministra.

2ª jornada: el caso latinoamericano

El segundo día de este seminario comenzó con la presentación de Sonia Rabello del LILP quien presentó el derecho a la propiedad en la legislación brasileña, con foco en cómo la interpretación de la normativa puede abrir espacios de libertad para la implementación de instrumentos pro-integración. Enrique Rajevic, asesor del MINVU, concluyó en la misma línea en que “aunque nuestra Constitución sea poca amistosa con la planificación urbana, uno la puede interpretar. Que no consagre algunas cosas, no significa que no se puedan hacer”.

Luego se dio paso a la revisión del caso colombiano en la exposición de María Mercedes Maldonado, investigadora del LILP. En Bogotá, el Plan de Desarrollo económico y social actual busca mejorar la localización de la vivienda de interés prioritaria. La académica colombiana hizo una revisión de los distintos instrumentos de gestión de suelo que están utilizando, muchos de los cuales implican la coordinación del sector público y privado. Comentó su presentación Miguel Lawner, miembro del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, quien se refirió al rol de la CORMU en materia de gestión de suelo y desarrollo de proyectos.

Cerró el seminario, Francisco Sabatini -académico del Instituto de Estudios Urbanos UC e investigador adjunto del Centro de Políticas Públicas UC- quien presentó algunos avances de un reporte en elaboración sobre Instrumentos de Integración Social en Latinoamérica (Policy Focus Report), realizado en conjunto con el Centro de Política Públicas UC con apoyo del LILP.

En su diagnóstico se puede apreciar que existe una expulsión generalizada de la vivienda social fuera de la ciudad, ya que ni el suelo céntrico ni el de la periferia está siendo asignado a los grupos populares, principalmente por los inaccesibles valores de suelo de la ciudad.

“La planificación urbana como ejercicio de visión comprensiva en lo espacial y de anticipación en lo temporal es ineludible para conseguir la coordinación que los imperfectos mercados de suelo no pueden ofrecer”, concluyó Sabatini.

Posteriormente, Pablo Contrucci -jefe de la División de Desarrollo Urbano del MINVU- coincidió en que falta mucho trabajo por realizar en temas de planificación urbana, pero que ya se está avanzando en ese objetivo.

Puedes revisar las presentaciones y audio de ambas jornadas de seminario aquí.

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales