Doctor Joaquín Montero fue distinguido por su aporte al país con el premio Abdón Cifuentes

10 de junio, 2013

Este médico internista, creador del Programa de Medicina Familiar en la UC y de los Centros de Salud Familiares (Proyecto Áncora), es el primer académico en recibir este nuevo galardón que destaca a quienes han orientado su trabajo al servicio de Chile. |

A las 10 de la noche del pasado 31 de mayo, el doctor Joaquín Montero estaba preparándose para partir a conmemorar Corpus Christi, cuando tuvo que devolverse a contestar un llamado del rector Ignacio Sánchez. Su mensaje lo sorprendió: se había convertido en el primer ganador del recién instaurado Premio Abdón Cifuentes por su destacado aporte al desarrollo del país.

“Estoy muy agradecido por esta distinción, porque quiero entrañablemente a la UC, es mi nido. Pero este es un reconocimiento a una historia de trabajo colectivo con gente muy destacada, con quienes hemos demostrado que se puede hacer una labor innovadora y profesional para mejorar la salud de los más necesitados”, subrayó el doctor Montero, quien en 2009 recibió de parte de la Escuela de Medicina UC el Premio a la Trayectoria Académica.

Este médico internista y máster en Salud Pública de la Universidad de Carolina del Norte fue quien fundó, en 1992, el Programa de Medicina Familiar y Comunitaria en la UC, el cual dirigió por diez años hasta que se convirtió en un Departamento que hoy integran cerca de 30 académicos y en el cual se han formado más de 150 especialistas en la materia.

En su fructífera trayectoria también destaca la creación del Proyecto Áncora (2004), cuyo propósito es establecer un modelo de salud familiar al servicio de los más necesitados. Hoy esta red cuenta con tres consultorios -Madre Teresa de Calcuta y San Alberto Hurtado, en Puente Alto, y Juan Pablo II en La Pintana- donde se atienden en forma gratuita e integral a cerca de 75.000 personas.

“Hay que tener cuidado con los premios, porque uno corre el riesgo de sobrevalorarse. Y yo no quiero sentir que aquí terminó mi tarea. Por el contrario, me queda mucho por estimular y transmitirles a los jóvenes que si entregamos una buena atención en salud primaria, creamos también desarrollo y esperanza”, aseguró el médico.

El profesor Montero recibió la distinción durante la ceremonia del Día del Sagrado Corazón, oportunidad en la que se resaltó el objetivo de este premio: reconocer a aquel académico que con su trayectoria ha logrado un impacto positivo y directo en la sociedad, transformándose en un aporte al país y al desarrollo de las políticas públicas.

El premio honra la figura de Abdón Cifuentes, uno de los principales fundadores de la UC como miembro de la Junta Promotora que dio vida a esta casa de estudios. Dedicado siempre al servicio público, fue uno de los abogados más representativos de su tiempo, dejando un valioso legado en educación, capacitación técnica, trabajo y salud.

“El trabajo del profesor Montero se ha convertido en un referente en la atención primaria y en la entrega de una salud de calidad hacia los más desfavorecidos. Por tanto, su aporte al desarrollo del país está en clara sintonía con la misión de nuestra universidad, con el espíritu de este premio y con la figura de don Abdón Cifuentes.”, recalcó el director del Centro de Políticas Públicas UC, Ignacio Irarrázaval.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Marcela Alam, periodista, malam@uc.cl

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales