Académicas analizan tensiones entre las políticas educativas y la Formación Inicial Docente y entregan propuestas

4 de octubre, 2019

Las políticas educativas implementadas en los últimos años traen consigo una serie de desafíos al sistema educativo, al ejercicio docente y, en particular, a la formación de profesores. De esto se trata el estudio de cuatro académicas, que fue presentado y luego analizado por un panel de expertos. |

En el marco de la serie Temas de la Agenda Pública, iniciativa que busca difundir el trabajo que los académicos de la Universidad Católica hacen en torno a las políticas públicas, el jueves 3 de julio se realizó el seminario Formación Inicial Docente: desafíos y tensiones con las nuevas políticas educativas. La actividad comenzó con una presentación de la investigación desarrollada por las académicas de la Facultad de Educación UC Verónica Cabezas y Magdalena Muller, junto a la decana y académica de dicha Facultad, Lorena Medina; y a la investigadora externa Catalina Figueroa.

“Todos sabemos la importancia que tiene la calidad de los profesores, no solamente para el aprendizaje de sus estudiantes sino también para desarrollar habilidades socioemocionales”, dijo la coautora del estudio Verónica Cabezas. Y agregó: “Debe existir una política pública integrada y unificada que entregue lineamientos claros a la formación inicial docente y que permita la máxima calidad en los programas”.

Luego de presentar un diagnóstico de la situación de los programas de Formación Inicial Docente en Chile y las actuales demandas de las políticas públicas educativas, lo coautora comentó alguna propuestas que surgieron de la investigación, como el fortalecimiento de las redes de colaboración entre facultades de Educación. “En un país diverso, extenso y centralizado, se vuelve necesario este trabajo colaborativo para poder intercambiar buenas prácticas, visibilizar desafíos, pensar en forma conjunta la FID y disminuir la brecha de conocimiento entre facultades”, señaló Cabezas. Otra propuesta en la que hizo énfasis fue en la de fomentar y aumentar los canales de atracción. “Hay proyecciones serias y robustas que demuestran que en un futuro habrá escasez de profesores. Proponemos relanzar la beca Vocación de profesor, posponer el aumento de la selectividad en las universidades regionales y diseñar y promover sistemas de admisión alternativos”.

A continuación de la presentación se realizó un panel de conversación con expertos, en el que participó Francisca Diaz, directora del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Ministerio de Educación; Pedro Larraín, director ejecutivo de Belén Educa; y Cristian Rojas, Decano de Educación de la Universidad de Talca. Moderó la discusión Ignacio Maldonado, director de políticas públicas de Elige Educar.

A propósito de la colaboración entre facultades, Francisca Díaz planteó que “es necesario abrir espacios de discusión y cooperación. Sobre todo por lo aisladas que se encuentran algunas instituciones, por ejemplo en regiones, y que requieren de mucho apoyo”.  Con respecto al fomento de los canales de atracción, declaró que “el Mineduc ha trabajado en algunas medidas, como el ingreso de docentes extranjeros o profesionales no docentes al sistema. Sin embargo, la preocupación persiste, por lo que se ha formado una mesa transversal al interior del Ministerio, en la que participan las subsecretarías de Educación Superior, General y Parvularia, para justamente abordar el tema del posible déficit de profesores”. En esa línea, Díaz agregó: “Me comprometo a llevar estas medidas para analizarlas en profundidad en esa mesa”.

Por su parte, Pedro Larraín comentó que “Se me aprieta la guata con esto de que en pocos años más nos vamos a quedar sin profesores. Se me aprieta tanto como cuando escucho a los científicos decir que en pocos años no vamos a tener agua. Lo veo así de grave y así de urgente. Esto nos debe convocar y urgir como política pública: si no tenemos profesores, ¿qué va a pasar con la educación? No me imagino una educación a distancia en edad escolar, creo que el vínculo profesor-alumno nos habla de nuestra humanidad”.

Una mirada desde las regiones fue la que dio Cristian Rojas, decano de Educación de la U. de Talca: “Los que van a poder cumplir los requisitos de admisión, para el 2023, van a ser muchos menos de los que son hoy; y obviamente las regiones nos vamos a ver más afectadas con la disminución de la matrícula”. Además, el académico enfatizó en el uso de las nuevas tecnologías en la FID: “Estamos en un nuevo escenario social, hay un ambiente multicultural y digital que ya llegó, que se instaló, y que no hemos sido capaces utilizar de manera correcta para la formación. Creo todos tenemos una deuda al respecto”. 

 

Suscríbete si quieres recibir información de nuestras publicaciones y actividades, ingresa tus datos:

Revisa nuestros canales